Acciones en la edificación: nieve y lluvia

Le Corbusier asentaba las bases del movimiento moderno en sus 5 puntos para una nueva arquitectura. Con el quinto, “terraza jardín”, daba el mismo protagonismo a la cubierta como al zaguán, o a los espacios interiores de las viviendas. Como consecuencia, antiguas tipologías de cubierta inclinada se transformaron en planas, universalizando la forma de las cubiertas de la mayoría de los edificios que encontramos en nuestras ciudades, y permitiendo su accesibilidad al usuario.

En estas nuevas cubiertas planas aparecen de repente riesgos estructurales que tipologías de cubierta inclinada no presentaban. Las cubiertas se convierten en grandes vasos capaces de acumular cantidades de nieve que no son capaces de desaguar por su propia geometría. Del mismo modo, cuando ocurren grandes lluvias que superan volúmenes de agua para los cuales se ha dimensionado la instalación de pluviales, o cuando no se ha llevado a cabo un mantenimiento correcto de estas instalaciones, las cubiertas pueden convertirse en grandes piscinas soportando mucha más carga para las que pueden haberse calculado.

La variabilidad de estas cargas es difícilmente estimable.

Aunque la norma establece valores medios con los que se asume que quedan englobadas la mayor de las casuísticas que pueden ocurrir, sin embargo, existen fenómenos como el pasado Filomena, o los próximos que puedan venir en un futuro debidos al cambio climático, que pueden poner al límite estas estimaciones y crear situaciones de riesgo en nuestras estructuras.

Por todo ello, se debe prestar especial atención a las acumulaciones de nieve en elementos como voladizos, marquesinas, alféizares o antepechos que puedan caer a la vía pública. Del mismo modo es necesario conocer el espesor de nieve que son capaces de soportar las estructuras (recién caída o prensada) para de ese modo conocer a partir de qué momento estaría produciéndose un colapso de la estructura y poder adelantar las actuaciones para evitar daños.

Si tenéis alguna duda sobre esto, pregúntanos en comentarios 😉

La Maison Radieuse (Unité d’habitation de Nantes-Rezé) de Le Corbusier
Créditos fotográficos: Alejandro Gómez Vives | Fotografía de arquitectura
Alejandro Gómez Vives